Riesgos de sacarse "conejos"

Los famosos "conejos" que provocamos en nuestros dedos, cuello y espalda, que son relajantes y placenteros para algunos pueden ocasionar problemas en las estructuras articulares.


Las articulaciones interfalángicas de nuestros dedos ("nudillos") contienen estructuras cartilaginosas bañadas en un líquido viscoso denominado líquido sinovial. Cuando las presionamos, el espacio que hay entre ellas se agranda y se forman burbujas de gas (proveniente de elementos del líquido sinovial) las cuales estallan y producen el crujido característico cuando ingresa nuevo líquido a dicho espacio. Repetir constantemente esta acción puede traer efectos negativos para las articulaciones como por ejemplo lesiones por desgaste, ya que hacer tronar los dedos es darle más trabajo a articulaciones que se mueven constantemente.


El verdadero problema se dá cuando se provocan crujidos del cuello y la espalda, ya que al ser ejecutados de una manera brusca pueden lesionar algunos ligamentos y provocar esguinces e incluso fracturas de ciertas estructuras óseas. Al encontrarse cerca de la médula espinal, las posibilidades de dañarla son pequeñas pero no inexistentes. De producirse un trauma medular las consecuencias son variables, todas involucradas con la conducción nerviosa entre el cerebro y los miembros superiores e inferiores.


Si una persona acostumbra "sacarse conejos" y presenta dolor súbito y persistente luego de haberlo hecho, es importante descartar alguna de las lesiones ya mencionadas,por lo que se recomienda acudir a un médico especialista. No dudes en consultar con nosotros.




39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo